viernes, 27 de septiembre de 2013

Como el día









Como el día

Como el día de la huida
todo queda atrás

Como el día de la llegada
nada cambia

Como el encuentro que soñamos
Inimaginable

Como las olas que retroceden
y las que inundan nuestros pies

Como el tiempo que no conocimos
y el que comienza ahora


Como las estrellas que observamos
y la luna que nos cubre

Como los besos que nacen
y los que murieron

Como las manos que nos damos
y las que nunca nos tocaron

Como el roce de tu piel
y el abrazo perdido

Como los anhelos que nunca estuvieron
y la memoria del mar

Como el sonido de tú alma
y el silencio entre los dos

Como la huella de la herida
y el vuelo del alma.



Málaga 2013

miércoles, 7 de agosto de 2013

Como la luz.-






Como la luz.-

Como la luz restableces;
Como el aíre que se desvanece,
apareces
Como el agua que corre por las venas
Como los labios de tu voz
Como el sentido que das
Palabra;
piernas entrelazadas.
Luz, palabras;
sentido
Como las raíces que crecen bajo la frente.
Aíre, luz,
Como dos almas perdidas que se reencuentran,
palabras perdidas en el horizonte
Como el aíre.
Luz que resbalas por la frente;
estrellas que recubren el cielo
Tierra que dejas despegar
Luna que alumbra las noches;
sol, que quema y abraza al tiempo;
tiempo que desapareces como el aíre
Mar que no abandonas
Palabra, que impregnas y das sentido
Lapiz, papel…
lapiz, papel
Letras que te buscan
Pensamientos
que persiguen
como la luz,
restableces horizontes
Palabra,
como la luz.
Málaga© 2013-08-05

martes, 6 de agosto de 2013

Libre







Aparecías cuando menos lo esperaba,
te quedabas tan quieta
desaparecías
Corrías tanto,
me acariciabas como la brisa
besabas como la lluvia
Hoy apareces en mis sueños
y te quedas.
Hoy sueñas con volar
dentro de mis sueños
pero de igual modo
apareces cuando menos lo espero
Quieta;
y despareces
como si nada
como una silueta
como una sombra
vuelas como una nube
sobre mi cabeza
rozando mis sienes
tocando el aíre
entrando en mis pulmones
saliendo por mis poros
entras y sales
y desapareces
como si nada.
Pero besando como la lluvia,
y acariciando como la brisa.
Málaga ©2013-08-06

viernes, 26 de julio de 2013

No es olvido

No es olvido, porque perteneces a mis pies
No es olvido, porque estas en mi caminar
Estás en mi alma como el aire que respiro
Estas en todo lo que me transita
Estas en todo lo que me acompaña
No hay horizonte sin tu mirada
No hay cielo sin tu aliento
No hay vida más allá de tu sonrisa
No, no es olvido
Es amor
Es pasión
Alma, las montañas nos esperan
La civilización nos extraña
El mundo está ahí…
No, no es olvido, es extrañeza….
El mar nos espera para cruzarlo
Otras tierras no esperan
Sal, aíre, cielo… tierra
No concibo el silencio sin tu voz
No concibo el grito sin tu fuerza
Tierra, mar y aíre se confabulan a tu encuentro

Málaga 2013-07-26

jueves, 25 de julio de 2013

No sé.-

No sé.-
No sé, si la libertad se esfuma o se queda
No sé, si tan solo es un transito
No sé, quizás 
Los silencios que descarrilan por el tren de la vida, 
el tren del día a día
El tren que nos lleva a lugares nuevos
El tren que nos cambia la vida
El tren que siempre soñamos y que no regresa
El tren que nos lleva a los cielos infinitos
El tren de las nostalgias por las personas que lo tomaron
El tren que se llevó lo más amado
El tren que nos arrebató lo soñado
El tren que simboliza una nueva vida
No sé, si es delirio mío, o tan solo un mal sueño
donde el símbolo del tren,
mistificado
se esfuma como una pompa de jabón
no sé, si le sigo sintiendo igual
no sé, si mis sueños o destino se quedaron dentro de él
como tampoco sé, cuantos destinos se llevó
cuantos sueños de futuro
cuantos deseos de encuentros
cuantos amores
cuantos, cuantos, cuantos
incluido el silencio que dejó
incluido el grito
incluido el deseo mismo
incluida la libertad.
Málaga 2013-07-25

lunes, 15 de julio de 2013

Respiras






Respiras.
En mí;
en mí, y en ti…
en ambas ausencias
En mí, en ti
En tú transito
que dejas en mí,
que huye del yo
Que huye del silencio
que dejas en mí
Como explicarte
Como decirte
como escucharme ahora
con el yo que me dejas
sin ti
sin mí
sin otras ausencias
sin otro silencio que el yo
sin otra voz, que tú voz
sin otro yo, que el recuerdo
en mí;
sin ti…
con el yo…
que dejas en mí.
Málaga 2013-07-15




No más







No más...
Las palabras que dejas en tus silencios
los silencios que dejas vacíos
los que rompes con lo que dejas de hacer
O lo que dejas de hacer por buscar los sueños
pero en todo lo que dejas y haces
pero en todo lo que sueñas y buscas
en todo lo que deseas y transitas
Está lo que no buscas y encuentras 
No más… en cada esquina te encuentras 
en cada plaza gritas
en cada estación te modificas
en cada silencio pronuncias
en cada palabra perduras
No más… que los silencios que gritas.
Málaga©2013

martes, 9 de julio de 2013

Sin aíre









Y todo enmudece sin el aíre
Y todo queda en el mismo lugar
Y todo bajo la luna permanece
Y todo bajo el sol quema
Y cuando sales, se hace la luz
Y cuando miras a las estrellas
Y cuando reapareces en el horizonte
Y cuando, incluso no te encuentras
Permaneces
Y cuando incluso permaneces
Iluminas
Incluso sin ti, el sol lo quema todo
Incluso sin la luna, se hace la luz
Y aun el horizonte reaparece
Como permaneces tú
Málaga© 2013

Derribar






Hoy la lluvia llega de igual modo
hoy los sueños llegan como la lluvia
hoy los cielos andan sin nubes
hoy las palabras tienen sentido
hoy la libertad existe 
la humanidad camina
los delirios son montañas
las cumbres solo para el descanso
los desiertos para los que no sueñan
la espera para los que temen soñar
las fronteras para aniquilar sueños
los muros para derribarlos
hoy la lluvia inunda los valles
por los que transito.
Málaga 
©2013

jueves, 4 de julio de 2013

Al silencio











Al silencio

Yo iré donde estés tú
Iré donde me digas
Estaré junto a ti
Pero no me digas que acepte

No me pidas que me quede
No me pidas que eche raíces
No me pidas quedar en el desierto
No me pidas silencio

Pídeme mar
Montañas
Aíre
Cielo
Paz

Pídeme mundo
Pídeme tierra
Pídeme vida
Pídeme libertad 

Málaga. Juan Manuel Álvarez Romero 2013-07-04©

jueves, 27 de junio de 2013

A veces








                                           



                                               A veces no sé donde quedan los anhelos;
                                               otras no sé donde la libertad
                                               a veces la realidad se confunde con los sueños, 
                                               a veces; sólo a veces…
                                               pero es sólo a veces; sólo a veces
                                               y cuando ocurre, a veces, parece que ya no existes
                                               que ya no eres, que ya no respiras...
                                               en esos a veces, te das cuenta que sin el amor nada tiene sentido
                                               y retomas el vuelo, el vuelo que a veces, nos hace libres para siempre
                                               y ya no hay más “a veces” que nos hagan dejar de creer…
                                               desde ese vuelo mágico, nunca dejas de soñar

                                               Todo cambia; desde el aíre todo es diferente
                                               todo se mueve, desde tierra todo se desliza y
                                               todo nos hace, desde nosotros nada es igual
                                               desde tu mirada, todo cambia
                                               Juan Manuel Álvarez Romero©Málaga-2013

sábado, 22 de junio de 2013

Desnudarse





Desnudarse ante el propio equilibrio vital, desmenuzar los recuerdos hasta llegar a una sola palabra; y a su vez desmenuzarla para después vomitarla… 
Desnudarse ante la ausencia de lo amado, para después volver a mar
Desnudarse ante nuestros propios sentimientos para después volver a sentir….

No recuerdo el camino, no siento el recorrido sin el movimiento, los sonidos me acompañan, pero no encuentro el sentido del ruido: la ciudad se convierte en un lugar de bosques... los bosques se convierten en ciudad... los delirios acaban en el manicomio existencial... el tiempo torna en rostros que desconozco...

La noche cae, y regreso del día como un guerrero, a veces herido, otras  en plena forma; pero la mayoría de las veces desde la conquista de fronteras; me gusta derrumbarlas… no creo en ellas…
Las fronteras limitan al mundo que imagino cada día, mis sueños, y el sueño de los otros…
Las fronteras que nos imponen, son las más duras de derribar, pero las más placenteras de desescombrar…
Juan Manuel Álvarez Romero©Málaga 2013

domingo, 16 de junio de 2013

Hoy, no es lunes








http://www.youtube.com/watch?v=362JArvhAqg&feature=shareHoy, no es lunes, pero como si lo fuera
Regresar de la noche al día, del alba ya extinguido por las luces de la ciudad... que se apagan lentamente, mientras caminas de regreso a casa de ningún lugar, buscando nuevamente un día... desde un nuevo amanecer
la radio que dejaste encendida se extingue... la luz entra por la ventana, como diciéndote, vuelve a salir... la vida está ahí fuera... pero te cansas y, tomas un libro amarillo por el tiempo perdido... reciclas un filtro de café... te sientas delante del ordenador y ves que lo escrito sigue igual... coges la libreta pones a Amy Winehouse y te relajas... enciendes un cigarrillo, inundas la habitación de humo... respiras; piensas que todo sigue igual que cuando saliste no sabes cuando... comienzas a ordenar las cosas y de pronto te das cuenta que el sol está muy alto, muy alto... y te tumbas en el sofá... vuelves al libro amarillo, vuelves a encender otro cigarrillo... cierras las cortinas, derramas el café... vuelves al escrito que sigue igual... miras como el mundo fuera se mueve... Louis Armstrong con su sonrisa te hace sonreír... te levantas... caminas por la habitación... te ahogas... hace demasiada calor para salir a la calle... te pones a recortar fotos, dibujas... mientras piensas en todos esos rostros que fotografiaste la noche anterior... y comienzas a componer algo en tú cabeza... no sabes qué... vuelves a buscar un café... enciendes un cigarrillo... caminas por la habitación... comienzan las palabras a caminar junto a ti... ahora parece que algo fluye en lo que dejaste escrito... ahora parece que la tarde cae... los colores del cielo comienzan a transformarse , mientras las luces de la calle comienzan a encenderse de nuevo... un aroma a brisa marina comienza a entrar por la ventana... abres de nuevo todas las cortinas... la luna aparece en el paisaje... te duchas... sales y todo queda en la misma posición que la noche anterior... pero algo ha cambiado... algo
Juan Manuel Álvarez Romero Junio, Málaga 2013

Calles Mojadas








… me pierdo en bares donde solo busco jazz...
 no hay muchos, pero cuando los encuentro, me dejo llevar por las sensaciones que me atrapan por unas horas…//
me gusta grabar en la memoria cualquier nota que me acompañe de regreso a casa...//
una mirada que se cruza mientras tomas una copa, cualquier movimiento en el aíre, el murmullo de las voces que flotan en el local... //el humo de los cigarrillos...
todo confluye en los reflejos del suelo mojado
 múltiples formas cristalinas...
Las parejas abrazadas que caminan ante mi...//
la penumbra del alba, algún paraguas perdido, olvidado o puesto adrede junto a la figura de Picasso...
las sombras que se desvanecen por las esquinas de calles oscuras y casi imperceptibles a primera vista//
los taxis pasan despacio desde un turno agotador ... //
los neones y escaparates a media luz...
alguna sirena lejana
el sonido de pasos, míos y otros que no reconozco

Aún en mi cabeza la música de Chet Baker... Kenny Clark, Larry Coryell... ummm ...

Al llegar enciendo mi emisora favorita de jazz... continuo,  pero esta vez viendo como amanece desde mi ventana…  con la música de Jhon Lee Hooker - live in Montreal para comenzar un nuevo día…


Málaga- Mayo- 2013© Juan Manuel Álvarez Romero



Calles mojada









viernes, 14 de junio de 2013

Gozo









Gozo 
Rostro
Piel
Roce
Herida
Transformación
Solo cruzo el tiempo, 
sólo tiempo
sólo quietud, 
sólo camino
ambigüedad de la quietud,
del silencio... solo,
te busco y te persigo en mi tiempo,
...
sólo hoy, sólo ahora...

Málaga©Juan Manuel Álvarez Romero


Otras ausencias








Te quedas y que te vas... 
en el ya no estas y sigues... 
tú ya te fuiste... 

las ausencias que dejas en las paredes de esta habitación... 
la música que persiste en el audio con tu voz. 
La ventana que alumbra
Aun de noche
Aun de día
Aun nada
Las cortinas que te cubren
La desnudez de tus sombras
El equilibrio de la cordura
El desequilibrio de mi voz…
Los poemas inconclusos
sobre la mesa
las tazas que marcan tus labios
el aíre que no circula
los silencios rotos por palabras inexistentes
nuevamente la ausencia
nuevamente el calor aplastante
el desierto sin arena
el mar sólido
los libros que se apilan bajo la mesa
las estanterías vacías de recuerdos
el frío infernal
el infierno del frío
nuevamente tu ausencia
nuevamente sin alma
nuevamente
ante el rompe olas
los árboles que no dan sombras
las calles cortadas
el equilibrio de la nada…
Aun sentado, te observo sin estar
Desde el vuelo ya lejano
de otras ausencias

Juan Manuel Álvarez Romero© Málaga2013-06-13

miércoles, 12 de junio de 2013

La colmena humana














La sociología y la antropología modernas coinciden en señalar que la sustancia de la cultura, o la civilización, es la tradición social, y que esta tradición social se puede modificar de manera indefinida con los aprendizajes nuevos que los hombres realizan para vivir juntos de manera mejor y más feliz // Así el estudio científico de las instituciones despierta la fe en la posibilidad de rehacer tanto la naturaleza humana como la vida social humana. (Charles Ellwood)



Vivimos encerrados en una jaula-trampa opuesta a la libertad, manejados por estamentos organizados a partir de nosotros mismos; con muy pocas posibilidades de ser creativos y optimistas a la hora modificar este camino que a lo largo de la historia fue generando normas y sistemas sociales que han ido moldeando el entorno social en que él, el ser humano, nosotros, debemos sobrevivir y desarrollarnos como individuos, como persona, pero que a la vez nos vemos convertidos en maquinas, y fuente de sostén del sistema comunitario al que pertenecemos.

A lo largo de la historia y poco a poco fuimos pasando de situaciones opresoras, guerras, hambrunas, epidemias y sobre todo transformando una cultura que al mismo tiempo iba imponiendo las formas del cómo vivir; todo esto ha ido generando la necesidad de sentirnos protegidos, por murallas, torres, castillos y por ciudades, que a su vez forman la maquina de generar la auto dependencia; de convertirnos en dependientes de los demás, y viceversa, la autodependencia de tipo mercantil, económica y consumistas que en definitiva es lo que mantiene activa y viva la maquina- jaula que una vez dentro no nos deja salir.  A la vez estas necesidades se hacen mayores cuando entras a formar núcleos familiares, y que a su vez esta genera nuevas necesidades que la comunidad ofrece a cambio del intercambio comercial, mercantil.
Así  fuimos cerrando puertas, pero evidentemente con la ayuda de un sistema siempre pendiente de cómo irse abriendo paso por cualquier rendija abierta en la comunidad, el sistema que desde su puesto ha ido beneficiándose de la buena maleabilidad de un colectivo que sufre, que es susceptible, frágil, débil en situaciones difíciles y, autodestructivo; desde esa posición ha ido forjando un método tanto económico como social cada vez más complejo y poderoso en nuestra contra. Esta vulnerabilidad ha hecho que se creen nuevas formas para que la comunidad se autocontrole, entre más dificultades tenga más dependerá del resto del colectivo y éste a su vez de un colectivo mayor y así hasta llegar a la sociedad global, y de quienes mueven la economía, de quienes se benefician de las desgracias.

El sistema no tiene la libertad que poseemos como ser individual, cada uno de nosotros es incorruptible, elevado y magnífico, unidos como uno solo somos un muro difícil de superar para los que mueven los hilos. La historias está llenas de personas que han intentado organizar a grupos y colectivos para enfrentarse al poderoso, pero siempre acaba con infiltrados que rompe al grupo, y al hacerlo rompen la fuerza que tanto teme el sistema. Pero esto sería la historia manipulada, el miedo inculcado a base de fuego y mentiras…  En grupo socialmente hablando, somos vulnerables, especialmente si no existe una fuerza de unión fuerte y sólida. Somos dependientes; esta es una de las herramientas más poderosas que ejerce el sistema  contra nosotros, a través del miedo, como por ejemplo el trabajo. Herramienta más que utilizada y reutilizada contra cualquier amenaza de unión, o forma de oponerse a la maquina. Todos somos conscientes de ello, pero no podemos modificar por su fuerza cultural y de forma de vida a la que nos vemos envuelto sin dilación, por nuestras propias necesidades sociales y dispensadoras. La ciudad, el país, la comunidad en la cual debemos movernos a diario para poder sobrevivir es sin duda, nuestra propia cárcel; la moral es otra prisión, la  ética, la educación, la política, los tabúes que desde que nacemos nos van marcando, pero que a la vez vamos marcándonos a través de nuestras propias experiencias, de la cultura en que nos tocó vivir, y la que nos transmitieron.
Hoy la razón de ser en nuestra sociedad es exclusivamente tener trabajo, sin él, la verdad que te conviertes en un antisistema, en un no valido, y eso se le llama terrorismo de masas. Es la forma más eficaz de someter a la sociedad dentro de una arquitectura social que solo ofrece esa posibilidad, o trabajas o no existes, y si no existes como parte de lo que te ofrecemos no podrás sobrevivir entre nosotros, y por desgracia es así, nosotros mismos marcamos estas diferencias entre los que nos rodean, entre aquellos que no están dentro y los que si lo están. Nos sentimos mejores cuando todos están dentro… cuando algún conocido de queda fuera se tiende ayudar, y se le apoya, pero si esto se alarga es excluido paulatinamente hasta que deja de estar entre nuestra reuniones por la sencilla razón de que pasa a ser un tipo raro, alguien que no encuentra trabajo es por algo, alguna razón habrá, y así entra más lejos mejor, así no nos nubla nuestra bella existencia.
De esta forma el sistema aniquila a millones de personas al año, y esto es un hecho, es tan real como la vida misma. Aprovecha que somos así de excluyentes, de nuestros miedos a que nos ocurra lo mismo.

Hoy vi a la señora del quinto salir deprisa, como una sombra de un rayo, imaginé que debía llegar tarde al trabajo. Pocos minutos antes su marido ya salió para abrir su negocio y ella  ya había vuelto de llevar a los críos al colegio, pero antes, así como una hora, ya había salido y vuelto de comprar el pan y inundó las escaleras del aroma a café recién hecho. Esta historia se repetía todos los días, salvo los fines de semana que faltaba la salida de los niños al colegio, pero que no quitaba que ella y su marido salieran corriendo para abrir su negocio, ya fuese sábado o domingo o cualquier día festivo en que todo el mundo descanse”.

                                                           ****
                                                         
“El marido de la señora del quinto se quedó sin trabajo hace más de dos meses, hay que ver que cara tiene ese tipo, ella trabajando y el ahí, sentadito delante de la tele todo el maldito día, sin afeitarse, sin peinarse… desde luego, y mira ella sale entra y siempre parece feliz… debería mandar al tipo a la mierda, ella vale mucho y él un pendejo que no quiere trabajar”.
                                                                               ****

La señora del quinto no sale ni para tirar la basura, el marido lo tiene que hacer todo, lleva los niños al colegio, le hace la comida, limpia la casa y además se lleva a los niños los fines de semana por ahí, y ella ahí, en su casa como una señora, no se vaya a romper las uñas… no se como la aguanta, debería mandarla a la mierda… no sé que se habrá creído… pobre hombre
                                                                                ****

Vaya, la funcionaria que me vino a tocar en la ventanilla, así trabaja cualquiera,… deberían mandarla a la calle y meter a otra más competente…
                                                                                ****


Bueno podría poner muchos más ejemplos como estos, pero prefiero no seguir…Esto por desgracia es en todas partes y de todas las formas imaginables, excluimos y gustamos de hacerlo, es lo terrible de todo esto, entramos en el juego.

Este sistema, tanto global como en pequeños grupos, comunidades, ciudades… etc… está caduco, y es hora de cambiarlo desde nosotros mismos; Sabemos como se mueve la maquina, sabemos como piensa, pero no hacemos nada., al contrario,  Podemos hacer algo y, ese algo es oponerse siempre a cualquier movimiento del sistema, siendo la única posibilidad de no ser manejados sin respuesta.
El deseo de libertad del individuo lo hace fuerte, es más, es único. Pero ….!!!
© Juan Manuel Álvarez Romero 

jueves, 6 de junio de 2013

DEEP INTO THE FOREST








DEEP  INTO THE FOREST


Cuando las sombras me ocultan entre árboles, me siento árbol

El bosque me protege de los intrusos que miran despavoridos desde fuera de él

Los pájaros parecen que me saludan al pasar…

El murmullo del arroyo me da la bienvenida junto con una brisa sana y suave de aromas perpetuos

Los lobos me abrazan y me lamen el rostro

El viejo chaman me invita a comer con él y, me ofrece setas con zumo de yuca.

De pronto me veo volando junto al águila real, sobrevolando los bosques más altos de las cercanas montañas, sobre  gargantas rocosas y milenarias, hermosas como todo lo que veo desde el aíre…-  las milenarias rocas junto a árboles tan altos como el mismísimo cielo.

Siento como el águila real y yo confluimos en uno solo ante el viento y nos lanzamos en picado hacia el bosque que momentos antes dejé bajo las nubes…

Ahora viajo en el coche y comparto sueños con semáforos de colores, al lado de autobuses llenos de soñadores como yo…-

En el bosque sigo, mientras cambia el semáforo de color


JUAN MANUEL ALVAREZ ROMERO ©8-11-09